miércoles, 24 de junio de 2009

Pensad profundamente y sonreid

En este instante, justo en este momento, con diez horas de sueño en cinco días, con mil setecientos kilómetros más en mis rodillas, con el futuro pendiente de un hilo, con las canciones alejándose más y más, con la fruta podrida en mi cocina y un cigarro que apenas fumé consumido en el cenicero que robé de algún hotel de alguna ciudad que posiblemente ni ví... sólo creo en nada... estoy en contra de cualquier cosa... pienso profundamente... y rechazo una vez más la coartada universal... estoy feliz de seguir vivo, tengo fe en la revolución... pero esto también es política, hermanos... hay cientos de pistolas apuntando sobre mi sien mientras mis pasos se dirigen al púlpito, al comienzo de la revolución.

Salud !

No hay comentarios: