sábado, 22 de agosto de 2009

Operaciones, cancelaciones y demás turbulencias

Hace unas semanas tuve que ser intervenido de urgencia por un desprendimiento de retina, llevaba días arrastrándolo, una visión borrosa, nada más, algo que en principio no llamaba demasiado mi atención. Una noche, al llegar a casa después de un ensayo de Jean Paul, tres partes de mi ojo derecho se habían transformado en puntos enormes y negros y me impedían ver. El problema ya estaba aquí. A las seis de la mañana cogí el coche como pude e hice 260 km. hasta mi ciudad natal, Murcia, donde hace un año y medio fuí intervenido, también en los ojos, pero esta vez de una lente intraocular, yo nací con una miopía altísima y mi salud y mi calidad de vida me pedían a gritos que realizara esta operación. Todos los oftalmólogos me advirtieron mil y una vez que cuanto menos se toquen los ojos, mejor, y yo ya llevo tres. El doctor que me operó hace año y medio me dió la mala noticia, tenía que ser operado de urgencia porque corría el riesgo de perder la visión del ojo derecho para siempre. Al parecer, el desprendimiento de retina es algo con lo que tendré que cargar durante el resto de mi vida, en cualquier momento podría sufrir otro, o no, quien sabe, pero tengo riesgo a ello y eso no hay quien lo cambie.
Tras la mala noticia, llamadas de teléfono. Amigos, familiares, y cuestiones laborales. Tuve que anular mi presencia en cuatro conciertos: uno de Jean Paul en el festival Tendencias, dos con Los Angeles y uno con Jose Ignacio Lapido en el Ecopop. Jean Paul tenemos un consierto el día 3 de Septiembre en el auditorio de caja Granada, y si mi recuperación me lo permite, que parece ser que sé, se realizará.
Tuve que pasar diez días boca abajo, recuperaciones incómodas donde las haya, y durante esos días escuché toda la música que llevaba meses sin poder escuchar: gran parte de la discografía de Lester Flatt y Earl Scruggs, Bon Iver, el primer disco de mi amiga Alondra Bentley, Zender, mucho Prokofiev (una secuela de la carrera), y el Shotting at the moon una y otra vez.

Recomendación: Cuando tengáis que parar y descansar, respirar, tener tiempo para vosotros y para los que os rodean, no os preocupéis, vuestro cuerpo os parará en seco.

3 comentarios:

columnista de paso dijo...

Ánimo Raúl y que la cosa mejore y podamos verte ya en Septiembre recuperado en lo de la caja.

Anónimo dijo...

mucho animo; pase lo que pase seguiras manteniendo todo tu talento y tu particular "visión" de las cosas; animo, esto lo superas

Alejandro Arteche dijo...

Menudo susto ¿no?
Espero que todo haya ido bien y estés de nuevo dando guerra.
Yo ahora oyendo tu colaboración en el disco homenaje a Mikel Erentxun para una cosa que estoy haciendo en www.soitu.es (gracias por el enlace que veo que has puesto!!!)
¡A cuidarse!